Noche de Premios Oscar y Alfombra Roja


LOS ANGELES (Reuters) - Un grupo de huérfanos desamparados fueron los grandes ganadores del domingo durante los premios de la Academia cuando "Slumdog Millionaire" se llevó los premios más importantes con una increíble historia de amor.

El filme británico de bajo presupuesto -rodado en los barrios bajos de Mumbai- ganó el premio a mejor película, tal como se había pronosticado y otros siete Oscar.




En el clímax de la velada, el escenario fue inundado por los miembros del elenco de "Slumdog", incluyendo a varios niños que fueron rescatados de los barrios pobres de Mumbai para aparecer en la película.

El cineasta Danny Boyle fue premiado como el mejor director por su historia, a veces oscura, acerca de un joven que lo arriesga todo por amor y consigue una fortuna instantánea como participante de un concurso de premios en la televisión.





"Es una historia de amor, pero está muy disfrazada", señaló Boyle. "Lo medular parece ser el concurso pero (...) hay otra historia debajo, la de amor", añadió.

Agregando un sabor internacional a los Oscar de este año, que fueron presentados por el actor australiano de cine y teatro Hugh Jackman, tres de los cuatro premios para la actuación cayeron sobre manos no estadounidenses.





La actriz británica Kate Winslet recibió el trofeo a la mejor actriz por su rol dramático como una ex guardia de una prisión Nazi que tiene un romance con un adolescente en "The Reader".

Penélope Cruz se convirtió en la primera actriz española en obtener un premio de la Academia al vencer en la categoría mejor actriz secundaria por su papel en la cinta romántica de Woody Allen "Vicky Cristina Barcelona".






El actor australiano Heath Ledger, quien falleció el año pasado por una sobredosis accidental de medicamentos prescritos, obtuvo el premio al mejor actor secundario por su papel como el malvado Guasón en el exitoso filme de Batman "The Dark Knight". Con ello Ledger se transformó en la segunda estrella tras Peter Finch en recibir un Oscar de manera póstuma.

Sean Penn, el único estadounidense entre los nuevos ganadores, fue elegido como el mejor actor por su retrato como el activista de los derechos homosexuales Harvey Milk en el drama político "Milk".




La gran sorpresa de la noche apareció en la categoría de mejor película en idioma extranjero, donde el drama funerario japonés "Departures" (Okuribito) superó a la cinta animada de Israel "Vals Im Bashir".

Pese a las esperanzas de los productores de los Oscar por rejuvenecer a la ceremonia, las primeras reseñas fueron principalmente negativas.





El diario Los Angeles Times señaló que Jackman "nunca irradió calor real", y el periódico The Washington Post opinó que su apertura musical donde parodiaba a los nominados a mejor película era "sin sentido y plana pese a todo el trabajo duro y esfuerzos de Jackman por animarla".